Hallaron a una jubilada presuntamente asesinada Compartir en Whatsapp

El cuerpo de la mujer de 80 años, que estaba desaparecida desde el 14 de marzo, fue encontrado en un descampado del Gran Buenos Aires.

Archivo.

El cuerpo sin vida de una mujer de 80 años, que era buscada desde el 14 de marzo cuando salió a cobrar la jubilación, fue hallado a la vera de un arroyo de la localidad bonaerense de Presidente Derqui.

El macabro hallazgo se produjo este jueves a las 16, a orillas del arroyo Pinazo, a la altura del barrio Monterrey, en el límite entre Derqui, partido de Pilar y José C. Paz, por un grupo de chicos que jugaba a la pelota en ese lugar.

Según denunciaron sus familiares y amigos, Adelida Margarita Arismendi, de 80 años, había salido el lunes de su casa en Derqui rumbo al Banco Provincia de ese distrito, para percibir sus haberes que, al parecer, nunca cobró debido a la gran cantidad de gente en la entidad crediticia.

Testigos señalaron que cuando abrió el banco, Adelida intentó cobrar su jubilación pero le dijeron que tenía que esperar a otra fecha, salió, conversó con algunos comerciantes de la zona y se fue del lugar. No la volvieron a ver, no llegó a su casa, ni se comunicó con su familia.

La Policía hizo rastrillajes por el barrio y llegó hasta Monterrey y El triángulo, también en el partido de Pilar, pero no encontró rastros de Adelida. Su familia subió fotos a las redes sociales para pedir ayuda y buscarla: “parece que se la tragó la tierra, ya no sabemos dónde más buscar”, dijeron a un medio local citado por la agencia Noticias Argentinas.

“La señora no podría haber ido caminando hasta ahí, es un lugar descampado, de pastizales, es imposible. Nosotros creemos que la vieron salir del banco luego de querer cobrar su jubilación y creyeron que andaba con plata encima. Nos contaron que el cuerpo fue encontrado con muchos golpes, estamos seguros que la asesinaron”, señaló una fuente a un matutino porteño.

El cuerpo presentaba golpes y un alambre alrededor del cuello, con el que, creen, la habrían asfixiado. Los vecinos del barrio, en medio de la conmoción, reclamaron al Municipio la instalación de luminarias en el lugar, que aseguran “es una boca de lobo”, además de tareas de mantenimiento básico y limpieza.

DEJA TU COMENTARIO

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *