El drama español

Viernes, 6 de abril de 2018

Recientemente se supo que el Gobierno Español planeaba convertir el español en parte de la Marca España, una especie de herramienta de promoción del país. El problema que ha surgido inmediatamente ha sido el de más de veinte academias de la Lengua recordando que el español no sólo se habla en España, sino que también lo hace en otros países. Esta noticia permite traer a colación el mayor drama que sufre España. Este drama no es Cataluña. Ni el desempleo. Ni tener una clase política incapaz. El drama español es haber olvidado a Latinoamérica. Sí, ya sé lo que me van a decir: mejor que España se olvide de Latinoamérica porque la última vez que se acordó hubo un tal Morillo que pasó a cuchillo a medio Cartagena.

El olvido español se percibe en más casos además del de la lengua. Hace poco leí un artículo sobre la cantidad de dinero que España invierte en terceros países. Para mi sorpresa, el artículo señalaba que sólo en el Reino Unido se dedican más recursos que en toda Latinoamérica. Es decir, un país europeo recibe más atención que los cuatrocientos millones de personas que habitan los Estados que un día fueron un mismo todo con España. Bien visto, este hecho no debe sorprender. En España, Latinoamérica es una gran desconocida. Casi ningún español conoce mucho sobre los países que hay desde Méjico a la Patagonia, salvo que hablamos el mismo idioma, que fueron colonias y algunos estereotipos no siempre positivos.

En la escuela apenas se estudia la Conquista, menos aún la Independencia y la Colonia es totalmente ignorada. Cuando vine a Colombia mis paisanos me decían si no tenía miedo (creían que la Barranquilla de 2014 era el Medellín de Escobar) y a amigos que imparten postgrados aquí les preguntan si hay internet. En España de Latinoamérica se conocen los cantantes, se teme la delincuencia y se considera que el subdesarrollo es lo dominante. Por supuesto, las personas ilustradas saben más y entienden las diferencias que existen no ya entre países, sino dentro de un mismo país. Cierto es que la imagen de naciones como Colombia ha mejorado mucho en la última década. Pero, en términos generales, la ignorancia que existe en España de Latinoamérica hace que la mayor parte de los españoles tenga apenas unos pocos datos y unos muchos prejuicios.

Posiblemente, para entender este fenómeno haya que acudir al complejo de inferioridad que España arrastra respecto a Europa y que ha hecho que se mire más a los vecinos del norte que a los hermanos del sur, particularmente desde que en los ochenta nos uniéramos a la Unión Europea. También a un simultáneo complejo de superioridad postcolonial. Sea por lo que sea, este fenómeno es una vergüenza. Los esfuerzos españoles deberían estar en América. Tendría que ser nuestra prioridad estrechar los lazos con las naciones hermanas. Fomentar la mezcla, favorecer los intercambios, el conocimiento mutuo y la unidad cultural. Nada sino América le da a España relevancia mundial. Nada sino su prosperidad, que es la nuestra, ha de ser promovida con todas nuestras fuerzas. 





POR ALFREDO RAMÍREZ NÁRDIZ



Más de Columnas
Columnas

Cruje la UCR por la ruptura de Montero con Cornejo

Cruje la UCR por la ruptura de Montero con Cornejo
No debe ser fácil para un hombre con la personalidad de Cornejo que le digan que no.
Columnas

"Querido Amigo" por Lucía Landete

"Querido Amigo" por Lucía Landete
En el Día Internacional del Libro, la escritora nos deja su columna literaria.
Columnas

La verdadera historia que dio origen a "El Exorcista"

La verdadera historia que dio origen a "El Exorcista"
Lo que pocos conocen es que la película "El Exorcista" tiene detrás un caso real., esta es la verdadera historia