Cómo cuidar el pelo en climas otoñales

Miércoles, 13 de marzo de 2019

Con los inicios de bajas temperaturas, el pelo se deshidrata volviéndose quebradizo, y la ruptura de las capas externas hace que pierda su brillo natural.

Con las inicios de las bajas temperaturas, se produce un cambio que afecta más a las pieles finas y secas, mientras que el pelo sufre daños por la humedad y la contaminación exterior. El pelo se deshidrata volviéndose quebradizo, y la ruptura de las capas externas hace que pierda su brillo natural.

El aire seco con poca humedad favorece que el pelo se cargue de iones negativos, provocando la electricidad estática. Así que es muy normal que, antes o después, aparezca el encrespamiento.

En este marco, los dermatólogos y especialistas en el cuidado del cabello explican 8 pasos a seguir para mantenerlo hidratado y fortalecido en épocas otoñales:

1- Utilizar un champú y un acondicionador más hidratante de lo normal. Si esto no fuera suficiente, usar una mascarilla, serum o aceite que permita sellar la fibra capilar para que no pierda su humedad. Dependiendo de si tenemos el pelo seco o graso, elegiremos un champú u otro.

2- Es un momento ideal para sanear puntas, que es la parte más vieja del pelo y, por lo tanto, la más dañada.

3- Debemos secar el cabello antes de salir de casa para prevenir que pierda su humedad, evitando así la ruptura capilar.

4- No abusar del calor cuando nos secamos el pelo, mejor poner el secador a una temperatura moderada.

5- No utilizar en exceso la plancha de pelo o rizadores. Una opción es utilizar un protector térmico en estos casos.

6- Se puede proteger el pelo del frío con el uso de gorros.

7- Si se practica el esquí, hay que proteger el pelo de los rayos ultravioletas, ya que la nieve refleja mucho más la radiación ultravioleta (UV) que el mar, por ejemplo. Además, en la montaña el grado de humedad es mucho menor.

8- La dieta también influye en un buen funcionamiento del cuero cabelludo; si es más rica en vitaminas y minerales ayudará a la salud de nuestro cabello. En caso de que el cabello esté seco, dañado o pobre y con tendencia a la caída podemos suplementar nuestra alimentación con productos específicos, como nutricosméticos ricos en aminoácidos, zinc y selenio.